Una manera de proteger el patrimonio personal es a través de la creación de una Fundación de Interés Privado, que consiste en una ficción jurídica mediante la cual una o más personas (naturales o jurídicas) crean otra persona jurídica o sujeto de derecho y obligaciones diferenciable de quien la creo.

Consúltenos para recibir un completo Asesoramiento .