Asesoramiento en la definición de los posibles objetivos de inversión, necesidades financieras y riesgo. Se estudian los requerimientos y necesidades del cliente, sus inversiones existentes y se escoge cuidadosamente la distribución de los activos, según distintas alternativas.